Idiomas: [cml_media_alt id='1518']español[/cml_media_alt] [cml_media_alt id='1516']Ingles[/cml_media_alt] [cml_media_alt id='3011']frances 25x15[/cml_media_alt]
Días de la excursión: Martes y jueves. Enero y febrero: sólo jueves
Duración: 10 horas
Horario:
 Día completo
ver detalles y reservar

Excursiones a Jerez desde Sevilla – Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y Bodegas Tío Pepe

Pocos lugares en el mundo vinculan tan claramente su nombre con un sabor. En el caso de Jerez, al nombrar la ciudad, inmediatamente se evoca el bouquet de sus vinos de fama internacional. Conocer como se elaboran y degustarlos es uno de los grandes atractivos para hacer una visita a Jerez.

[URIS id=20685]

 

Abundan las bodegas visitables en la población y sus inmediaciones, para descubrir todos los secretos de estos caldos, que siempre van acompañados de muchas de las tradiciones más ancestrales de la población.

Otra de esas tradiciones es la cría y doma de caballos. En Jerez se encuentra la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre. Una institución histórica, que pese a sus muchos años de trayectoria, sigue siendo todo un deleite para los amantes de la hípica. De hecho, programan espectáculos para sus visitantes, en los que jinetes y caballos realizan verdaderas coreografías, únicas en el mundo.

No obstante, aunque los vinos de Jerez y la belleza y habilidad de sus caballos son los principales reclamos de esta localidad gaditana, la población también posee otros lugares dignos de mención.

Uno de ellos es el Museo Arqueológico Municipal de Jerez de la Frontera. En su interior se muestra una amplia colección de vestigios históricos que sirven para descubrir la intensa y larguísima historia de esta población, ya que los estudiosos aseguran que desde que llegaron los fenicios hace más de tres mil años ha estado ocupada.

Otro lugar jerezano emblemático es su Catedral, un conjunto de arte barroco, donde se conservan valiosas obras artísticas como la sillería del coro o un lienzo de Zurbarán dedicado a la Virgen Niña. No obstante, hay iglesias anteriores en la población como la de Santiago del siglo XV, o la iglesia gótica del Convento de Santo Domingo.

Pero como muchos otros lugares de Andalucía, Jerez de la Frontera estuvo habitada durante siglos por los musulmanes y también se puede ver su impronta en el trazado laberíntico de sus calles, de hecho el citado Museo Arqueológico se encuentra en la plaza del Mercado, corazón de la antigua medina árabe. Y desde luego también se puede visitar el viejo Alcázar de Jerez, todo un recinto amurallado en cuyo interior están los restos de mezquita principal, los Baños Árabes o el hermoso Jardín de los Olivos.

En definitiva, la visita a Jerez mezcla el sabor de sus vinos, el espectáculo de sus caballos y un gran repertorio histórico y artístico.