Excursiones para conocer la Fuente de Cibeles

Idiomas:[cml_media_alt id='1518']español[/cml_media_alt] [cml_media_alt id='1516']Ingles[/cml_media_alt] 


Días de la excursión: De abril a octubre: todos los días. De noviembre a marzo: Miércoles.
Duración:
4 horas y 30 minutos
Horario:
Mañana

ver detalles y reservar
PLaza de Cibeles

Rutas por Madrid para conocer la Cibeles

Esta plaza en el centro de Madrid es uno de los mayores símbolos de la ciudad y uno de sus principales cruces de grandes avenidas, ya que aquí confluyen los Paseos del Prado y de Recoletos que son cortados por la calle Alcalá. En ese espacio urbano se pueden ver varios monumentos históricos de gran interés en la capital española.

En el centro se encuentra la Fuente de la diosa Cibeles, una enorme escultura que fue esculpida en el año 1782 y cuyo diseño es obra de uno de los más grandes arquitectos de la época, el prestigioso artista neoclásico Ventura Rodríguez. Esta fuente representa a la diosa de la tierra, y originalmente estuvo frente a la Fuente de Neptuno, dios del mar. Si bien, con el paso del tiempo ambas fuentes se separaron, y la de Cibeles hoy está ubicada en la plaza de su mismo nombre.

En la esquina entre el Paseo Recoletos y la calle Alcalá en sentido ascendente se encuentra el Palacio de Buenavista o Cuartel General del Ejército, que es el edificio más antiguo de todo el conjunto, ya que data del año 1777. Este palacio está completamente rodeado de jardines y un vallado propio de su uso militar.

En el ángulo de enfrente se encuentra la sede central del Banco de España. Una enorme construcción haciendo esquina que posee tres fachadas monumentales a la calle Alcalá, al Paseo del Prado y a la propia plaza de Cibeles, donde se abre su entrada principal. La construcción de este inmueble tuvo lugar a partir de 1886, ya que antes la sede de esta institución, creada en treinta años, estaba en la cercana calle de Atocha.

Al otro lado del Paseo del Prado, se levanta el Palacio de Comunicaciones, que actualmente se ha reformado para acoger al Ayuntamiento de Madrid, e incluso ha cambiado su denominación por la de Palacio Cibeles. Es el edificio más grandilocuente de la plaza, y también el más moderno, porque se construyó entre 1907 y 1919 en el estilo ecléctico propio de principios de siglo XX.

Y por último, en el ángulo opuesto se halla el Palacio de Linares. Hoy en día, gran parte de sus estancias las ocupa la Casa de América, un centro cultural muy activo en la capital en el que se programan infinidad de eventos, exposiciones y conciertos. Y además de su valor histórico, artístico y cultural, hay que sumarle el atractivo de las leyendas que rodean a este palacio, que según se cuenta todavía está habitado por fantasmas del pasado.