Madrid es una ciudad vibrante. Además de numerosos monumentos cuenta con una serie de parques y jardines que realmente merece la pena visitar. Algunos de ellos están situados en pleno centro de Madrid, por lo que son una ruta de escape perfecta ante el bullicio de la capital. Realmente merece la pena conocer cuáles son los mejores parques y jardines de Madrid capital.

Muchos de ellos son considerados los lugares más bonitos de Madrid. Algunos de estos parques son bien conocidos por todos, como el Parque del Retiro, por ejemplo, mientras que hay otros que son desconocidos, a los que solo se puede llegar si se sabe dónde están.

Los mejores parques y jardines de Madrid capital 

A continuación hemos seleccionado los mejores jardines y parques de Madrid capital. Todos ellos son una visita obligada tanto para locales como para turistas.

Parque del Retiro

Uno de los principales atractivos turísticos de Madrid. Con 125 hectáreas de superficie, es un verdadero oasis en pleno centro de la ciudad. Pasear por el parque del Retiro es una experiencia para todos los sentidos ya que se pueden encontrar todo tipo de artistas: cantantes, magos, pintores, equilibristas, etc. Además, hay varios monumentos de los Siglos XVII a XXI que bien merecen una visita:

  • Palacio de Cristal: un edificio de cristal construido a finales del Siglo XXI para albergar la Exposición de las Islas Filipinas. Actualmente acoge exposiciones de arte contemporáneo. Frente a la entrada principal hay un largo artificial con numerosos cipreses de los pantalones, cuyo tronco y raíces están bajo el agua.

  • Estanque Grande: el Estanque Grande del Buen Retiro fue creado en el Siglo XVII. Tiene una superficie de cerca de 38 mil metros cuadrados y cuenta con un embarcadero donde se pueden alquilar pequeñas embarcaciones para dar un paseo.

  • Fuente de la Alcachofa: la fuente de la Alcachofa es una fuente construida en el Siglo XVIII, aunque no fue hasta 1880 cuando se instaló en los Jardines del Buen Retiro.

  • Puerta de Felipe IV: es la entrada al parque por la calle de Alfonso XII. Fue construida en el año 1680 y es de estilo barroco.

  • Real Observatorio de Madrid: esta institución científica está situada en el parque del Retiro. El edificio bien merece una visita por sus características arquitectónicas.

  • Ermita de San Pelayo y San Isidoro: un templo católico construido en la Edad Media, de estilo románico. Actualmente solo se pueden observar los restos de la ermita.

Jardines de Sabatini

Los Jardines de Sabatini están situados a los pies del Palacio Real. Una visita imprescindible en Madrid para los amantes del arte y la historia. No están tan concurridos como el Parque del Retiro, por lo que son estupendos para relajarse y descansar. Sentarse en uno de sus bancos y disfrutar de las vistas de la fachada norte del Palacio Real es una experiencia muy recomendable. Además, este parque tiene un gran estanque, alrededor del cual hay varias estatuas de antiguos reyes de España.

Jardines del Templo de Debod

A apenas unos minutos caminando se encuentra el Templo de Debod, un templo egipcio que es uno de los mayores atractivos de la ciudad de Madrid. Fue construido en el año 200 a.C como homenaje al dios Amón. Fue un regalo de Egipto a España en 1968 como recompensa por la ayuda ofrecida por España para salvar los templos de Nubia.

El templo está restaurado y cuenta con una serie de estancias que se pueden visitar en la actualidad. Los jardines que hay a su alrededor son muy frecuentados para hacer picnic, practicar deporte, o simplemente descansar. Uno de los mejores momentos para visitar los jardines del Templo de Debod es a última hora del día, al atardecer. La puesta de sol hace que el edificio tome unos colores dorados, potenciando así su belleza.

Casa de Campo

A escasos minutos en metro o autobús del centro de Madrid se encuentra la Casa de Campo. Un paraje natural fantástico para escapar del bullicio de la ciudad. Allí puedes encontrar el Parque de Atracciones, el Zoo Aquarium y el Teleférico, que son tres planes estupendos para disfrutar al máximo de la ciudad tal y como detallamos:

  • Parque de Atracciones de Madrid: en marcha desde el año 1969, cuenta con una serie de atracciones para los amantes de la adrenalina. Una de las más destacadas es “Abismo”, una montaña rusa con una subida totalmente vertical y una caída de 49 metros de altura. También “Tarántula”, una montaña rusa con vagones giratorios. Para familias con niños, el Parque de Atracciones cuenta además con una zona infantil.

  • Zoo Aquarium: uno de los parques zoológicos más antiguos del mundo. Los visitantes pueden disfrutar de numerosas exhibiciones a diario con delfines, leones marinos, aves rapaces y papagayos.

  • Teleférico: el Teleférico de Casa de Campo conecta esta zona con el Parque del Oeste, ubicado al otro lado del río Manzanares. Las vistas que ofrece de la ciudad son extraordinarias. El mejor momento del día para viajar en Teleférico es a última hora de la tarde.

Real Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico fue creado en el año 1781 por Juan de Villanueva y el botánico Gómez Ortega en 1781. Situado muy cerca del Paseo del Prado, cuenta con más de 30 mil plantas procedentes de todo el mundo. Una visita obligada para los amantes de la naturaleza.

Parque el Capricho

Aunque es uno de los parques de Madrid capital más desconocidos, es uno de los más bonitos. Tiene un aire romántico encantador, por lo que es un lugar perfecto para pasear, solo o en compañía. Hay varios puntos muy atractivos en el parque el Capricho: el lago, el abejero, la plaza de los emperadores, la fuente de las ranas, etc. Son muchas las personas que se acercan hasta él buscando inspiraciones para escribir o pintar.

Madrid Río

Uno de los parques más recientes de Madrid, que nació en el año 2011. Especialmente pensado para hacer deporte ya que ofrece numerosas zonas para practicar ciclismo, running, etc. Tiene una longitud de 10 kilómetros y discurre de forma paralela al río Manzanares, desde Legazpi hasta la zona de Príncipe Pío, pasando por el estadio Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid.

Una zona también muy bonita para ir a pasear ya que tiene varios puntos de especial interés, como el Puente de Toledo o el Puente de Segovia. Además, cuenta con algunos miradores para disfrutar de las vistas de la ciudad.

Parque de Berlín

Situado en el barrio de Chamartín, uno de los más conocidos de Madrid, el parque de Berlín se inauguró en el año 1967. Un espacio verde con una senda botánica y restos de la caída del muro de Berlín. Para familias con niños, cuenta con una serie de zonas infantiles.

Parque del Oeste

Uno de los parques más grandes de la ciudad, con una superficie cercana a las 100 hectáreas. Está situado muy cerca de la zona de la Moncloa. En su interior está el Cuartel de la Montaña, que se hizo especialmente famoso durante la Guerra Civil. Aún a día de hoy se pueden observar tres búnkers de la época. Hasta allí llega el Teleférico de Casa de Campo.

Huerto de las Monjas

Se puede decir que este es un jardín secreto de Madrid, ya que llegar hasta él no es nada sencillo. Hay que atravesar un pasaje de edificios en el número 7 de la calle Sacramento. Antiguamente estaba protegido por un convento de monjas, el cual fue demolido en el año 1972, aunque el jardín lo mantuvieron intacto. Justo en el centro hay una fuente con tres querubines. Un remanso de paz y tranquilidad.

Parque Juan Carlos I

El parque Juan Carlos I fue inaugurado en el año 1992 con motivo de la campaña “Madrid Capital Europea de la Cultura 1992”. Con una superficie aproximada de 160 hectáreas, cuenta con un amplio abanico de zonas para pasear y practicar deporte:campo de fútbol, cancha de baloncesto, etc. Especialmente en los meses de primavera y verano, hay actividades para familias.

Jardín del Príncipe de Anglona

A pesar de estar situado en el barrio de La Latina, uno de los más conocidos de Madrid, el Jardín del Príncipe de Anglona es un gran desconocido para muchos. Antiguamente pertenecía al Palacio del Príncipe de Anglona. Justo en el centro hay una pequeña fuente de piedra, desde la que parten varios caminos de piedra. Cuenta con árboles muy frondosos, que dan sombra a prácticamente todo el jardín. Así, el verano es una época perfecta para visitarlo y huir del sofocante calor de la ciudad.

Como podéis ver, son muchos los parques y jardines de Madrid capital que merecen una visita. Todos ellos son zonas verdes estupendas para huir del tráfico y el ruido propios de la capital. Algunos de estos parques y jardines están pensados para hacer deporte, otros para pasear y descansar, otros para inspirarse, etc. La capital ofrece un mundo de posibilidades para que disfrutemos al aire libre en todo tipo de parques y jardines que guardan una gran historia entre sus árboles.