Madrid es una ciudad española, con una población aproximada de 3,2 millones de personas. Como capital de España, cuenta con una serie de monumentos y atractivos que merece la pena visitar. Se trata de una de esas ciudades que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Una urbe cosmopolita y moderna, pero que al mismo tiempo cuenta con un patrimonio artístico y cultural muy rico.

Si vas a visitar Madrid capital, hay una serie de monumentos que debes visitar. Son los principales atractivos de la ciudad y todos ellos tienen una gran historia y riqueza cultural.

Puerta de Alcalá

Inaugurada en el año 1778 de la mano de Francisco Sabatini, un arquitecto italiano, actualmente es uno de los monumentos más representativos de Madrid. Su nombre se debe a que está situada en el camino que existía en la antigüedad para llegar hasta Alcalá de Henares. Está situada en la Plaza de la Independencia, en pleno centro de Madrid y es uno de esos puntos clave en la escenografía de la capital.

Teatro Real

Construido en 1850 con un estilo lleno de majestuosidad. Hasta principios del Siglo XX fue uno de los teatros más importantes de Europa. No obstante, un hundimiento provocó su cierre durante más de 40 años. La visita audioguiada realmente merece la pena porque permite recorrer de distintas estancias del teatro, además de ofrecer la posibilidad de disfrutar de las vistas de la Plaza de Oriente desde la terraza.

Palacio Real

Uno de los monumentos más bellos y visitados de Madrid capital. Su construcción comenzó a principios del Siglo XVIII y duró hasta 1764, cuando Carlos III estableció en el Palacio Real su residencia habitual. Actualmente se utiliza en exclusiva para ceremonias, recepciones y actos oficiales. Las visitas son tanto libres como guiadas, y son 100% recomendables. Se pueden conocer algunos de los principales atractivos del Palacio, como los Salones Oficiales, la Armería Real y la Farmacia Real.

Catedral de la Almudena

Situada justo enfrente del Palacio Real, su construcción comenzó en el año 1883. En 1993 fue consagrada por el Papa Juan Pablo II, siendo la primera catedral del mundo en ser consagrada fuera de Roma. Su interior es espectacular, con algunos detalles únicos que no se pueden encontrar en otros templos religiosos, como las vidrieras de colores vivos y líneas rectas.

Templo de Debod

Uno de los grandes atractivos de Madrid, visita obligada en la capital. Fue construido en el Antiguo Egipto, en el año 220 a.C. En el Siglo XX Egipto le regaló el templo a España como agradecimiento por su ayuda para salvar los templos de Nubia. Actualmente se puede visitar el interior del templo. Merece la pena para conocer de primera mano un poco más sobre el Antiguo Egipto ya que hay información muy interesante sobre la sociedad de la época.

Puerta del Sol

Aunque no es un monumento en sí mismo, es una visita obligada en Madrid. Construida a mediados del Siglo XIX, es una de las plazas más famosas de todo el mundo, y alberga algunos monumentos y edificios muy significativos. En primer lugar, la Estatua del Oso y el Madroño, la estatua del símbolo de Madrid. En segundo lugar, el Reloj de la Casa de Correos, bien conocido por dar las campanadas de Fin de Año. Y, en tercer lugar, el Kilómetro Cero, el punto exacto en el que empiezan las carreteras radiales en España

Plaza de Oriente

Situada entre el Palacio Real y el Teatro Real, la Plaza de Oriente es de gran tamaño y cuenta con varios jardines, así como con numerosas esculturas. Fue diseñada a mediados del Siglo XIX y justo en el centro hay una estatua ecuestre de Felipe IV.

Plaza de Cibeles

Afincada en pleno centro de Madrid capital, su principal atractivo es la Fuente de Cibeles. Representa a la diosa Cibeles sobre un carro tirado por dos leones. Es especialmente conocida en todo el mundo porque allí se celebran las victorias del Real Madrid, así como de la Selección Española.

Plaza Mayor

Se encuentra a escasos metros de la Puerta del Sol y está rodeada por soportales con una gran belleza. Uno de los monumentos más importantes es la Estatua de Felipe II. La Navidad es una época preciosa para visitar la Plaza Mayor porque allí se colocan una gran variedad de puestos con artículos navideños y disfraces.

Parque del Retiro

Un gran remanso de paz ubicado en pleno centro de Madrid. En el Estanque Grande se pueden alquilar embarcaciones para practicar remo. También es interesante visitar el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez, que disponen de estilos arquitectónicos tan diversos que es fácil sorprenderse por la manera en la que se combinan dentro de un mismo parque.

Fuente de Neptuno

La Fuente de Neptuno es un gran monumento de estilo neoclásico y esculpido en mármol de color blanco que se sitúa en la Plaza Cánovas del Castillo. Al igual que la fuente de Cibeles es lugar de celebración de las victorias del Real Madrid, en la Fuente de Neptuno se celebra todo lo relacionado con el Atlético de Madrid.

Museo del Prado

Una visita esencial para los amantes de la cultura y el arte. En su interior hay pinturas de los Siglos XVI al XIX, destacando varias obras como Las Meninas de Velázquez, El Caballero de la Mano en el Pecho de El Greco o La Maja Desnuda de Goya. Para disfrutar al máximo de cada rincón del museo se recomienda dedicarle al menos una mañana, pero si somos muy aficionados al arte podríamos llegar a pasar incluso un día entero.

Museo Arqueológico

El museo arqueológico más importante de España. Fundado a mediados del Siglo XIX, en su interior hay una gran selección de objetos encontrados en la Península Ibérica. También hay colecciones muy importantes de Oriente Próximo, Grecia y Roma. Muy recomendable para los amante de la historia ya que la visita resulta muy instructiva.

Santiago Bernabéu

No por tratarse de un estadio de fútbol hay que restar relevancia histórica al campo del Real Madrid, dado que está considerado oficialmente por prestigiosos medios como uno de los monumentos más representativos de la capital. Se inauguró en 1947 y desde entonces no ha dejado de recibir miradas de propios y extraños, siendo un punto de encuentro para los aficionados a este deporte.

Edificio Metrópolis

Se puede hablar y apreciar la Gran Vía de Madrid por muy buenos motivos, pero el edificio Metrópolis se posiciona como uno de los más importantes. No es posible entender este lugar de la capital sin echarle un vistazo a este majestuoso edificio que causa un interés enorme entre los visitantes. El edificio lleva sorprendiendo a los turistas desde inicios de la década de los 70 y siempre se ha mantenido renovado y con un aspecto sólido que no deja a nadie indiferente.

Monumento a las víctimas del 11-M

No todos los monumentos tienen que ser construidos para admirar, sino que también gustan aquellos que invitan a reflexionar, a plantearnos la vida y las consecuencias de nuestros actos. En la Plaza del Emperador Carlos V se encuentra este monumento que se construyó con la intención de servir a modo de homenaje de las víctimas del 11-M, uno de los momentos más fatídicos en la historia reciente de la capital.

Panteón de los Hombres Ilustres

Con un proceso de construcción que sufrió numerosos problemas a lo largo del tiempo, este panteón se ha establecido como lugar de descanso de nombres de lo más ilustres en la historia de España. Algunas de las personas ilustres que descansan en este lugar incluyen los nombres de Ríos Rosas, Mendizábal, Calatrava , Martínez de la Rosa o Castaños, proporcionando una visita de lo más educativa y llamativa por el diseño de las tumbas y los distintos puntos de descanso de estos hombres ilustres.

Edificio del Ejército del Aire

En la conocida zona de Moncloa, centro neurálgico por el que pasan cientos de universitarios a diario, está el edificio del Ejército del Aire, uno de los edificios que llaman más la atención por su localización en el medio de la urbe, de viviendas y de estructuras comerciales. Lo que hace interesante el diseño de este edificio es la similitud que tiene con El Escorial, permitiendo disfrutar de un lugar atractivo que miles de madrileños reconocerían desde la distancia sin ningún tipo de problema.

Para descubrir Madrid es recomendable conocer sus monumentos, ver lo mucho que tiene que ofrecer la capital y la gran cantidad de estructuras que soportan el paso de las épocas con dignidad. La ciudad es un fantástico lugar de descubrimiento, de asombrarnos con edificios que llevan construidos décadas y décadas, plazas, puertas y estatuas que reflejan el amor de la capital hacia el arte y la preservación de aquello que le ha dado valor a su historia. Recorrer Madrid significa poder no dejar de sorprendernos, sobre todo porque los monumentos esperan al visitante en los lugares menos imaginables. El centro de la capital está lleno de puntos de interés y entre teatros, cines, grandes edificios modernos y zonas de tiendas siempre hay algún monumento, de mayor o menor tamaño, de mayor o menor relevancia, esperando a que sea descubierto por algún turista.