La capital de nuestro país es uno de los lugares que mayor cantidad de turistas atraen a lo largo del año, en parte por la excelente variedad de atracciones a las que se puede dedicar el tiempo. Los visitantes agradecen que los madrileños dispongan de tantas propuestas de estilos tan variados, siendo posible pasar jornadas llenas de diversión realizando todo tipo de actividades. A continuación os vamos a dar algunas recomendaciones de atracciones en Madrid que nadie se debería perder en una visita a la ciudad.

Visitar la Puerta del Sol 

El centro neurálgico de la capital, un punto de encuentro entre madrileños que ha cambiado mucho en los últimos años gracias a las obras y restauraciones que se han realizado. Es imprescindible ver algunos de los iconos más representativos del centro de la ciudad, como el oso con el madroño, el icónico cartel del Tío Pepe o la marca del kilómetro cero. En los últimos años también se ha convertido en una curiosidad la enorme tienda de Apple inaugurada en plena Puerta del Sol, una clara demostración más del atractivo que tiene este lugar. Y no olvidemos echar un vistazo al reloj que da las campanadas el último día del año.

Sorprendernos con la majestuosidad del Palacio de Oriente 

La residencia de la Familia Real, un fantástico edificio construido en el siglo XVIII por el que han pasado los rostros más conocidos de la sociedad española. El exterior del edificio contagia un aire histórico y elegante que denota un sabor a tiempos pasados y que permite soñar con una vida de sofisticación. Para los turistas y los propios madrileños se trata de una de las mejores formas de conectar con la historia de la familia real.

Tocar el césped del Santiago Bernabéu 

Desde hace años el Real Madrid comparte su casa con cualquier aficionado al fútbol que quiera sentirse como un auténtico futbolista. El museo del Real Madrid cuenta con todo tipo de actividades e incentivos que por un módico precio permiten a los visitantes tener la oportunidad incluso de tocar el césped del campo. Es posible visitar los vestuarios y ver todos los trofeos que ha obtenido el equipo en su historia, convirtiéndose en una atracción fantástica para los amantes del deporte rey.

Maravillarse con la Almudena 

Tengamos en cuenta un dato clave para entender la importancia que tiene la iglesia de la Almudena en Madrid, una majestuosa catedral que sorprende desde el primer momento en el que nos acercamos a ella. Hablamos de cómo esta iglesia fue la primera ubicada fuera de Roma que fue consagrada por nada más y nada menos que el mismísimo Papa, lo que le llevó a tener una importancia extrema. No hace falta ser religiosos para disfrutar de un edificio tan bien construido como este.

Disfrutar de los teatros de la Gran Vía 

El plan de renovación de la Gran Vía está convirtiendo este punto del centro de Madrid en una zona perfecta para el ocio. Con la reducción del espacio de circulación de vehículos ha aumentado el área para peatones y esto fomenta que cada vez haya más personas que disfrutan de sus teatros de una manera natural. El Broadway español dispone de todo tipo de obras y espectáculos de manera que todo el mundo puede encontrar alguna historia con la que disfrutar por todo lo alto.

Pasear por la Plaza de Oriente 

Una de las grandes ventajas de Madrid sobre otras ciudades es lo bien estructurada que está la ciudad para pasear y las estupendas plazas de las que dispone. La Plaza de Oriente es una de las mejores zonas para pasar unas horas en tranquilidad y desconectar de cualquier tipo de preocupación mientras sentimos la naturaleza de cerca y vemos a los niños jugar sin ningún tipo de preocupación.

Montar en barca en El Retiro 

Son muchas las actividades que ofrece El Retiro a quienes lo visitan, desde largos paseos relajantes hasta el descubrimiento de puestos que venden libros antiguos de forma muy clásica. Pero los paseos en barca siguen estando entre las principales atracciones con las que se encuentran los turistas. Es posible pasar un rato en el lago de forma romántica con la pareja y deleitarse con un tipo de sensación que parece que nos traslade a tiempos victorianos donde todo era más sencillo.

Comer en restaurantes de moda 

Al ser la capital y unificar tal cantidad de visitantes de todo el mundo, Madrid cuenta con una amplia selección de restaurantes de moda con el trabajo activo de algunos de los chefs más famosos. Incluso es posible visitar los locales de los chefs famosos de la televisión, lo que hace que la experiencia gastronómica no solo esté vinculada a probar un buen plato, sino a pasarlo bien con la oportunidad de satisfacer nuestra curiosidad a otro nivel.

Recorrer la ciudad en segway 

En poco tiempo hay servicios de alquiler de segway que han empezado a ponerse muy de moda y que nos dan la opción de recorrer la ciudad, sus parques y zonas específicas muy recomendables, motorizados sin que tengamos que caminar. No hace falta tener conocimientos previos para el uso de estos sistemas de desplazamiento que son muy sencillos y están pensados para que los pueda utilizar cualquier tipo de persona.

Visitar sus parques de atracciones 

Si viajamos en familia y especialmente con niños, vamos a tener una amplia serie de posibilidades para pasar un día divertido en algunos de los principales parques de atracciones que tiene la ciudad. Es el caso de Parque Warner, el Parque de Atracciones de Madrid o Micrópolix, estando este último pensado sobre todo para los más pequeños, quienes se divertirán de una manera totalmente nueva al vivir como adultos en una ciudad en miniatura.

Ver animales en vivo 

Además del clásico Zoo de Madrid, que ha sido punto de encuentro desde hace décadas para las familias que querían ver en acción todo tipo de especies, la capital también satisface a los amantes de los animales con Faunia. Este centro permite ver algunos de los animales en libertad, tener interacción con ellos y deslumbrarse con algunas de las especies más raras del planeta, además de disfrutar con espectáculos que han sido creados para que los visitantes tengan más de una anécdota que contar a sus amigos.

Magia en directo 

Otra de las propuestas que ofrece Madrid de forma muy original es la posibilidad de asistir a espectáculos de magia que no dejan indiferente a nadie. Los magos más famosos de España pasan de forma habitual por la sala Houdini, uno de los puntos de encuentro de la magia y de lo oculto. Una noche en este tipo de lugar hará que podamos comprobar cómo las atracciones de Madrid son atractivas no solo durante el día, sino también cuando cae el sol.

Visitar el Museo del Prado 

Por supuesto, se pueden recomendar muchos museos para descubrir Madrid, pero el que se establece como más importante y recomendado de forma indudable siempre es el Museo del Prado. Su enorme colección y el fantástico diseño de cada uno de sus pasillos y salas, notándose cómo sus responsables cuidan hasta el más mínimo detalle, lo convierten en un museo que merece la pena ver. No obstante, sus instalaciones son tan amplias que se recomienda determinar qué secciones nos interesan más, dado que no siempre da tiempo a verlo todo en una jornada.

Experiencias interactivas en IFEMA 

En los últimos años el centro de convenciones IFEMA se ha posicionado como uno de los mejores destinos para las personas que están buscando ver en vivo espectáculos ambiciosos procedentes de todas las partes del mundo. En especial se están organizando exposiciones interactivas en las que los visitantes no solo ven objetos expuestos, sino que se sumergen en ambientaciones de todo tipo para pasarlo bien. Por estas instalaciones ya han pasado exposiciones interactivas dedicadas a películas como Harry Potter o Jurassic Park.

Relajarse por la mañana en la Plaza Mayor 

A nadie se le va a olvidar que un café en la Plaza Mayor es una de esas experiencias que se deberían disfrutar al visitar Madrid. De una u otra manera este lugar es un centro del turismo en la ciudad y una ocasión ideal para sentarnos en una terraza y relajarnos dejando que la mañana pase de forma agradable. Después del café es posible hacer un poco de turismo en la zona y disfrutar al mediodía de un clásico bocadillo de calamares, otro de los alimentos básicos en la gastronomía de la capital.

Recorrer la Plaza de España 

Siempre se ha tratado de un lugar céntrico y perfecto para relajarse en su césped o para ver todo tipo de exposiciones y mercadillos cuando están activos. Pero además, la Plaza de España ha tenido un importante proceso de remodelación y se ha engalanado para la reapertura del hotel más conocido de la ciudad. Se convierte así en un destino perfecto para cuando nos encontramos en el centro de Madrid, sobre todo sabiendo que llegaremos a ella siguiendo simplemente con nuestro paseo a lo largo de la Gran Vía.

Todas estas atracciones son una buena demostración de cómo Madrid tiene mucho que ofrecer al visitante y cómo es un lugar en el que siempre tendremos algo que hacer. La capital enamora y proporciona tanta diversión y propuestas que nunca nos aburrimos.